SANTA CRUZ DE LOS CAÑAMOS
HISTORIA
ENLACES Y CURIOSIDADES
ALBUM DE FOTOS
FIESTAS LOCALES
TURISMO RURAL
RUTA DEL QUIJOTE
DICCIONARIO TOPERO
APELLIDOS DEL PUEBLO
BARRIOS DEL PUEBLO
ACTUALIDAD. PRENSA , RADIO Y TELEVISIÓN
APELLIDOS DEL PUEBLO

ANGELES, DE LOS






Apellido: Ángeles Blasón: De oro, con un avellano de sinople, frutado de su color, y un perro de plata y sable, al pie del tronco. Bordura de gules, con ocho veneras de plata. Origen: Mallorca (España)

APARICIO




Apellido: Aparicio Blasón: En campo de azur, un castillo de plata, aclarado de azur, sobre una roca de su color natural; cortado de plata, con una banda de sinople, engolada en cabezas de dragones del mismo color, salpicadas de oro y lampasadas de gules. Bordura de azur, con ocho veneras de plata. Origen: Castilla (España)

Definición de Aparicio
Los primitivos solares de este linaje estuvieron asentados en las encartaciones del Señorío de Vizcaya. Se trató de casas fuertemente amuralladas, casi auténticas fortalezas, preparadas para resistir el ataque de los moros, si estos llegaban a producirse. De estas encartaciones vizcaínas, sus moradores partieron hacia las montañas asturianas, al enterarsede que el caudillo don Pelayo se había refugiado en Covadonga, a fin de reorganizar sus huestes y poder pasar a la ofensiva contra los musulmanes invasores de la Península Ibérica. Lucharon, pues, los Aparicio vizcaínos junto a las huestes de don Pelayo en cuantas batallas sostuvo contra los moros. Y sus descendientes continuaron la misma política de manera que se hallaban presentes en la toma de la ciudad de León. Fue precisamente del solar leonés del que partieron varias ramas que fueron extendiéndose por ambas Castillas, Extremadura, Murcia, Toledo y las tierras próximas a Madrid. Otra rama pasó a la isla de Cuba y otra al continente americano.
En el año 1.000, en la lucha contra los sarracenos floreció un célebre guerrero, el capitán don Pando Aparicio, cuyas hazañas se hallan consignadas en las crónicas de la época. En el año 1.320, vivieron tres hermanos, Alvar, Sancho y Rodrigo Aparicio, que fundaron distintos solares: el primero lo hizo en Castilla, el segundo en Extremadura y el tercero en Andalucía. Y de estas ramas, provinieron otras muchas, como por ejemplo, la que se estableció en Toledo. Otra rama hizo solar en la villa de Almagro, Ciudad Real, y posteriormente algunos de sus descendientes pasaron al reino de Murcia, cerca de Caravaca. La que se estableció en Madrid tiene su procedencia en la de Salamanca, fundada por don Juan Manuel Aparicio, en tiempos del Emperador Carlos V. De las de Andalucía, una rama procedía de Pedro Aparicio y otra de Hernando Aparicio. Ambos se encontraban en la toma de la ciudad de Sevilla, como consta en los repartimientos de tierras que se hicieron una vez ocupada la ciudad por las huestes cristianas.
En dicho repartimiento los del linaje Aparicio obtuvieron como premio a su valor y lealtad ricas heredades. Estuvieron también en la ocupación de Baeza, que rescataron del poder de los moros, como se acredita por el testimonio de serios y veraces autores, entre ellos el cronista don Alonso de Santa Cruz.
Los del Reino de León fueron don Jerónimo, don Baltasar, don Melchor, don Manuel y don José Aparicio y de ellos proviene la rama que pasó a La Habana. Inútil es decir que fueron bastantes los miembros de este linaje que, al desear ingresar en las diversas Ordenes Militares, hicieron probanza de nobleza y limpieza de sangre, siendo todos reconocidos como notables hijosdalgo. De la rama que se estableció en Madrid, don Juan Aparicio y don Jerónimo Aparicio, hijos de don Melchor Aparicio, hicieron información de nobleza ante las Justicias de la Villa de Alcalá de Henares y de Madrid, en donde residían, con citación de los procuradores generales de ambos; y por auto de don Juan Lucas Cortés, Alcalde de Casa y Corte, fechado en l de agosto 1.667, se les reconoció su calidad de hidalguía y limpieza de sangre. Hay una rama que pasó a Cataluña, como se expresa en una certificación extendida por don Francisco Gómez de Arévalo, Caballero de la Orden de Santiago y Rey de Armas de Carlos II y don Felipe V, apedida de don Inocencio Aparicio, Secretario de S.M. y de su Consejo y Contador de la Real Hacienda de lInfante don Luis. El peticionario hace constar que es hijo legítimo de don José Aparicio y de doña María de Font, naturales de la villa de Caldas de Mombuy y de Tarrasa, respectivamente, y que tenían su primitiva casa solariega en las montañas de Burgos, lugar de Berruel y Montera, en el valle de Huesgos, que se llamó de Aparicio, una de las más antiguas de aquellos lugares. Incidiendo en la rama que se estableció en el Principado de Cataluña, en la citada villa de Caldas de Mombuy, de ella fue el beato padre Sebastián Aparicio. De los de Madrid, don Pedro Aparicio, fue recibido por el Ayuntamiento de esta Villa y Corte como notorio hidalgo: Don Isidoro Aparicio, de la rama extremeña, fue obispo de Coria. En la rama valenciana destacó fray Juan Aparicio, religioso mercedario y un distinguido literato como así lo atestiguan las numerosas obras que dejó. Entre los que pasaron a las Indias, en los primeros tiempos de su descubrimiento y conquista, se encuentra el capitán don Diego de Aparicio que primero estuvo bajo las órdenes del gobernador Velásquez y después pasó con Hernán Cortés a Méjico. Con ocasión de la ausencia de éste de la capital mejicana para enfrentarse a las tropas enviadas por Velázquez contra él, acusado de desobediencia y desconocimiento a su autoridad, Diego de Aparicio permaneció en la ciudad de Tenochtitlán, a las órdenes de Alvarado. Como sea que este cometió diversas torpezas en su trato con los aztecas, torpezas que provocaron el descontento popular, Aparicio, creyó oportuno advertirle, pero sus consejos no fueron oídos por Alvarado, lo que provocó la rebelión con laque se encontró Cortés a su regreso a la capital mejicana. Diego de Aparicio fue uno de los que quedaron encargados de organizar la retaguardia de los soldado sespañoles, en tanto éstos se retiraban en la infausta jornada conocida como "la Noche Triste". Pudo ponerse a salvo y, aún herido participar en la batalla de Otumba. Una vez pacificado el país, fundó casa en él, contrayendo matrimonio y teniendo sucesores que fueron los encargados de la extensión del apellido Aparicio en Méjico, donde se encuentra bastante generalizado. De los tiempos cercanos, cabe citar a Julio Aparicio, un notable pintor español, nacido en Alicante en1.773, y fallecido en el año 1.830. Fue discípulo de la Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid y pensionado en París y Roma. influyó mucho en su estilo la llamada "escuela de David", acabando por ser uno de los más destacados representantes de la escuela neoclásica española.

Armas: Escudo cuartelado: 1º; de oro y un castillo de gules aclarado de azur.2º; de azur y un lucero de oro de ocho rayos. 3º; de plata, una cruz de gules como la de Calatrava y 4º; león de púrpura colocada sobre una roca parda, en campo de oro. Escusón central partido: lº; de azur y una banda de oro acompañada de dos aspas de plata. 2º; de sinople y una caldera de plata. Bordura general cortada, la mitad superior de plata y ocho armiños de sable. La mitad inferior de gules y ocho conchas o veneras de plata.
Otra Definición de Aparicio
Origen:Castellano. De Barruelos en Cantabria, de donde se extendió a Castilla, Aragón, Cataluña, Valencia, Murcia, Andalucia, Extremadura y America.Descripción del Escudo de Armas:En campo de azur un castillo de plata aclarado de azur sobre una roca de su color natural. Cortado de plata con una banda de sinople engolada de cabezas de dragones del mismo color salpicadas de oro y lampasadas de gules. Bordura de azur con ocho veneras de plata.Otros traen: En campo de oro una faja de gules cargada de tres bezantes de plata y acompañada de dos lebreles de sable pasantes en direcciones opuestas.En Aragón: Escudo terciado en palo. 1º y 3º de plata con armiños puestos en sotuer. 2º En campo de gules un león de oro que sale del agua y trepa por una roca de su color natural.Los de Extremadura: Escudo cuartelado. 1º y 4º de gules con una estrella de oro. 2º y 3º de oro con una cruz floreteada de gules.En Cuba: Escudo cuartelado, 1º de oro, un castillo de gules aclarado de azur; 2º de azur, una estrella de oro de ocho rayos; 3º de plata, una cruz de gules como lade Calatrava; y 4º de oro, un león de púrpura sobre una roca de su color. Escusón partido, 1º de azur, una banda de oro acompañada de dos aspas de plata; y 2º de sinople, una caldera de plata. Bordura general cortad, la mitad superior de plata con ocho armiños de sable; y la inferior de gules con ocho veneras de plata.



Arcos







Apellido: Arcos Blasón: Terciado en faja primero de oro, con tres fajas de sable, dos de plata con león rampante de azur y tres de oro con caldera de sable, bordura general jaquelada de azur y oro en dos órdenes. Origen: Nafarroa, Aragón y Rioja (España)


Descripción del Escudo de Armas: Los de Tarifa: En campo de oro un puente de piedra de tres arcos y en él un castillo también de piedra aclarado de gules.

En Navarra: Escudo terciado en faja. 1º de oro con tres fajas de sable. 2º de plata con un león rampante de azur. 3º de oro con una caldera de sable. Bordura jaquelada de oro y de azur en dos órdenes.

Los de la Rioja: En campo de oro un puente de piedra bajo el que corre un rio de azur y plata, sobre el puente un águila de sable.

En Castilla: En campo de gules tres bandas de oro. Bordura de sable con ocho aspas de oro.

En Perú, el escudo otorgado por Felipe II en 1538 a D. Alonso Arcos Cortés, conquistador del Perú y vecino de Popayan: En campo de azur a la diestra una ciudad de oro y al pie de ella unos árboles de sinople y un rio de azur y plata, a la siniestra un caballero armado de plata con un estandarte en su mano derecha montado en un caballo de sable con las bridas y la silla de gules, que intenta atravesar el rio. Cortado de azur con un creciente de plata adiestrado, y medio partido de gules con nueve estrellas de oro colocadas de tres en tres. Bordura de oro con ocho cabezas de tigres de gules y entre ellas en letras de azur el lema "Dextera domino fecit virtutem".


ARROYO




Apellido: Arroyo Blasón: En campo de plata, cuatro palos de azur y sobre todo una banda de oro. Bordura de gules con ocho sotueres de oro . Origen: Asturias (España)


ARROYO ORIGEN Y SIGNIFICADO

Arroyo es un apellido "toponímico". Pertenece, pues, a un grupo numeroso de apellidos que tienen su origen en lugares concretos de España, ya sean pueblos, villas, ríos, ciudades, comarcas, etc. En este caso el apellido tomó el nombre del lugar de Arroyo, en la provincia de Burgos. Etimológicamente el apellido queda descrito en la obra de Josep Mª Albaigès "El gran libro de los Apellidos", donde se dice que se trata de una palabra hispánica recogida por Plinio (siglo I) y convertida en el latín arrugia, para ser aplicada a las minas de oro: "galería de la mina". Hoy el sentido ha evolucionado a "canal, acequia, riachuelo". APELLIDOS DERIVADOS El apellido Arroyo es equivalente a Arrollo. Ambos apellido tienen un origen común y comparten linaje, historia y escudo heráldico. El hecho de la existencia de apellidos derivados, además de tener un origen lingüístico, se originó muchas veces para diferenciar a dos personas de un mismo linaje. TÍTULOS NOBILIARIOS RELACIONADOS A Luis de Arroyo le fue concedido título de Conde, en 1718, por el Archiduque Carlos de Austria, conservándose la concesión en el Archivo de Estado, de Viena. LINAJE E HISTORIA Los datos que hemos encontrado referentes al linaje del apellido Arroyo son breves pero concretos. Se sabe que el apellido Arroyo es oriundo del lugar de su nombre, en el valle de Valdivieso, provincia de Burgos, donde los Arroyo tomaron renombre gracias al buen hacer de valerosos caballeros. Más tarde, con la Reconquista, el apellido se extendió por toda la comunidad de Castilla, estableciendo varios linajes relacionados entre si. Otras ramas se establecieron en Olmedo, Ugiar (Granada), y Aragón.
El escudo más antiguo es el que tiene en campo de plata, cuatro palos de azur, y, sobre el todo, una banda de oro; bordura de gules, con ocho aspas de oro. Los de Olmedo y algunos Arroyo de Andalucía traen: En campo de azur, cinco palos de oro; bordura de gules, con ocho aspas de oro. Los Arroyo de Ugiar traen: En campo de sinople, un castillo con dos torrecillas de oro, sobre peñas de su color natural; en la torrecilla de la diestra, una bandera de azur, cargada de una cruz de gules, perfilada de oro, y en la torrecilla de la siniestra, un guerrero armado con lanza, que tiene una banderola en la que se lee este lema: "Dios es primero". En punta, un arroyo de azur y plata. Bordura de plata, con esta leyenda en letras de sable: "Moriré por mi Ley y por mi Rey y Señor". Finalmente algunos Arroyo de Aragón traen: En campo de oro, y, en punta, ondas de agua de azur y plata; en el centro de estas ondas, una peña, y en ella, un caballo chorreando agua, como si acabase de salir de ella, y un caballero, jinete en él, con armadura de sable y una lanza en la mano diestra. EL APELLIDO HOY El apellido Arroyo está muy extendido en la comunidad de Castilla que, por cierto, es de donde es originario. En otras regiones de España es menos usual encontrar familias que lleven el apellido, aunque también se encuentran sobretodo en Navarra, Aragón, Andalucía y Norte de la Península. En toda España encontramos a unas 10.600 familias que tienen el apellido. El apellido está también muy extendido por toda la América de habla hispana.



CANO



Apellido: Cano Blasón: De plata, con tres fajas de azur, y bordura de ocho piezas, cuatro de oro, con un lobo pasante de sable, y cuatro de gules, con una estrella de oro. Origen: Gipuzkoa (País Vasco)

CANO ORIGEN Y SIGNIFICADO Deriva del latín canosus, "que tiene los cabellos blancos". Por tanto, procede de un sobrenombre. APELLIDOS DERIVADOS El apellido CANOSO está relacionado etimológicamente con este linaje, pero su evolución histórica ha sido paralela, de tal modo que se ha constituido como un linaje independiente. LINAJE E HISTORIA Acontece con este apellido lo que con casi todos los linajes cuya antigüedad se remonta a los primeros años de la Reconquista de España; que no es fácil, por la escasez de datos y su endeble consistencia, determinar de una manera clara cuales fueron sus orígenes, aunque se cree que es en el norte ,en Guipúzcoa pero no está claro. La Reconquista empezó en la montañas de Cantabria y Asturias y por ello el apellido tiene los principales solares en Torrelavega y Santander. García Garraffa hace notar acertadamente, en este sentido, que no todos los linajes de esta denominación proceden de una misma casa solar. Sin embargo, es muy posible que la mayoría de los solares repartidos por la Península procedan, en mayor o menor grado, de Cantabria, ya que éste aparece documentado en épocas muy remotas. Otras ramas se encuentran en Toledo, Murcia, Andalucía, Álava y Navarra. El apellido también se establece en América, procedente de España y encontramos solares del apellido Cano en México, El Salvador y Argentina. ARMAS Los de Cantabria traen: En campo de plata, un león rampante de sable, con corona y cetro del mismo color. Los de Álava: Escudo partido: 1º en campo de gules, un castillo de oro y bordura de plata, con ocho escudetes de azur, cargado cada uno de una banda de plata y 2º, en campo de plata, tres fajas de azur; bordura componada de ocho piezas: cuatro de oro, con un lobo pasante de sable y cuatro de gules, con una estrella de oro. Los de Navarra traen: En campo de azur, dos palomas de plata, puestas en palo y picadas y membradas de gules; bordura de oro ondeada. Los de Andalucía y Murcia: De gules, tres fajas de sable. Los de Toledo: En campo de oro, un árbol de sinople, sumado de un águila de sable y dos corderos blancos atados con cintas de gules al tronco el árbol; bordura de gules, con ocho veneras de oro


CASTELLANOS



Apellido: Castellanos Blasón: De sinople, con un castillo de oro. Origen: León (España)

Definición de Castellanos
Tiene su origen en las montañas de León y desde una remota antigüedad sus caballeros se distinguieron en las luchas contra los moros poseyendo muchas casas infanzonadas. De León, pasaron a Castilla y fueron los que, en el año 755 ayudaron al rey, don Alfonso II, obteniendo privilegios de pobladores de la villa de Sahagún. Numerosos autores señalan a los componentes del apellido Castellanos como pertenecientes a la sangre real de los godos, que al pasar a Castilla dejaron el apellido Gutiérrez, por que eran conocidos, para adoptar el de Castellanos, vinculándose así a la tierra reconquistada.
Algunos caballeros de este linaje tomaron parte en la conquista de Galicia donde quedaron muy bien "heredados" en el valle de Quiroga, de donde salió Rui Castellanos, uno de los más distinguidos héroes en las guerras de Castilla, que después de haber hecho lucir su bravura, en la batalla de las Navas de Tolosa, se retiró a sus posesiones de Astorga para tomarse un bien merecido descanso.
Otro Castellanos, en este caso, Juan Esteban, se distinguió al servicio del rey Alfonso haciéndose notar por su valor en la batalla del Salado. En los antiguos reinos de Valencia y Aragón, floreció también una rama de este esclarecido linaje, siendo Antonio Miguel Castellanos quien, el 1.370, repobló Chelva, en el reino de Valencia. Otra rama del linaje se estableció en la Mancha, donde fundaron un gran mayorazgo en el año 1.538 y edificaron el monasterio de Santa María de los Llanos.
Pero los de este linaje pasaron también a la conquista del Nuevo Mundo, siendo, don Pedro Antonio Castellanos, célebre por su enemistad con Hernán Cortés.
Sin embargo, su nobleza llegó al punto de que, cuando Cortés fue acusado en la Corte, se constituyó en su defensor, elogiando sus distinguidos servicios. De regreso a España se retiró a su señorío de La Solana donde murió. Don Juan Castellanos acompañó al conquistador, Gonzalo Jiménez de Quesada descubriendo, en 1.538, el Nuevo Reino de Granada.

ARMAS: De gules y un castillo de plata terrazado. Bordura de azur con ocho leones de oro.


CORTIJO




Apellido: Cortijo Blasón: En plata, un montón de bombas, de sable. Origen: Navezuelas (Canarias)


CUARTERO



Apellido: Cuartero Blasón: En sinople, tres cañas, de oro, puestas en faja. Alias: El escudo es dos quarteles: en el primero, dos calderas o marmitas, y en la orla (bordura), ocho aspas en las cuatro extremidades, y en el segundo, cuatro lobos pareados. Origen: Logroño (España)

Definición de Cuartero
CUARTERO (QUARTERO):

Apellido español, recurrente sobre todo en las provincias de Zaragoza, Alicante, Valencia y Albacete, cuyo origen, la variante "QUARTERO", es de Corella (Navarra), y la otra de logroño; aunque su origen podría relacionarse con la voz aragonesa "Cuarterón" y la valenciana de origen aragonés "Quarteró" (cuarta parte de una arroba).

Escudo (QUARTERO):

Partido: 1º, en campo de oro, dos calderas de gules y bordura de sable con ocho aspas de oro, y 2º, en campo de plata, cuatro lobos puestos 2 y 2.


GARCIA




Apellido: García Blasón: En plata, una garza de sable, con el pecho rasgado de plata. Origen: España

Definición de García
Apellido patronímico, proviene de un nombre. Fue Navarra la primera que usó el romance o dialecto latino en sus documentos, en donde aparecen los patronímicos mucho antes que Castilla. Se ha presentado la duda de si el apellido García tuvo origen en Euskalerría. Menéndez Pidal dice: "El nombre vasco García es ya citado entre los años 789 y 791 en Castilla.
La reina Jimena de León, antes princesa navarra, lo introdujo en Castilla. Uno de sus hijos se llamó García, nombre introducido en Occidente por influencia navarra. En esta época hubo numerosos emigrantes vascos que se establecieron en Asturias y León, formando núcleos de entronque vasco y, aunque perdieron sus características originarias, conservaron sus nombres". Ante la invasión árabe, muchas familias de Castilla, Aragón y Vasconia, huyeron.
Tan grande fue la desbandada y tan confusa que se llegó a perder el contacto familiar y los niños olvidaron hasta su nombre. Motivo por el que gran cantidad de ellos eligieron el de García, lo que hizo popular el dicho: "Quien nombre no tenía, García se ponía". Lo anterior se refiere al nombre. ¿Y el apellido? ¿Efectivamente es vasco? García procede de Hortza, Artza, Bartze o Hartze. Es oriundo de Iparralde, lugar donde se aspira la "h", en un sonido parecido a "g", por esto se aplicó dicha letra por los amanuenses y como no sabían pronunciar la "tz" sufrió muchas variaciones en su escritura.
Los blasones que usaron en el País Vasco fueron: Los de Asiain, Iruña; cuartelado. 1 de oro, con dos vacas de gules, andantes y puestas en palo. 2º de plata, con una peña de su color sumada de un ave de sable. 3 de oro con un caldero de sable y 4 de gules con cinco paneles de plata puestos en sotur. Los de Larraga, Tafalla: Banda engolada en cabeza de dragones, acompañada en lo alto de un creciente ranversado y en lo bajo, de una estrella. Los de Noreda, Alava: Una cruz de oro en campo azur, partido de oro, una espada acompañada de seis paneles de sinople. Y bordura en este de gules con ocho aspas de oro y un tercer cuartel en gules, con un árbol y un león rampante al tronco, ambos en su color. Ahora bien, García en idioma godo significa "príncipe de vista agraciada" lo cual indica que antes de la invasión musulmana, ya existía como nombre en otras regiones godas españolas. Es posible que alguien se hiciera notar, bien por el color o la belleza de sus ojos, o por tener vista muy aguda, y fuera designado como "de vista agraciada". Para comprender la antigüedad de este apellido hay que remontarse al año 843 en la persona de Ramiro de García, Potestad y Gobernador en aquella lejana fecha. Sobre el 981, se destacaron Nuño y Fortún García, Señor de la Torre de Tovar. También Sancho García, conde de Castilla (siglo X). Gómez García, hijo del conde de Cabra, esposo de la infanta doña Elvira. Y también al héroe de la conquista de Aragón, García-Jiménez, que tomó y fortificó Ainsa, nombrándose rey de Sobrarbe.
Tres hermanos García, héroes de la defensa de León, son considerados como progenitores de familias García que fueron extendiéndose por España. Parece que la rama de Aragón, desciende de García-Jimenez, rey de Sobrarbe. Otros la hacen descender de los reyes de Navarra, señalando a Fortún García, ascendiente de Monfós García, que participó en la conquista de Valencia. También la lista de los reyes navarros se inicia con García Iñiguez, (siglo IX), hijo de Iñigo Arista. Con Jaime I "el conquistador", aparece en la conquista de Mallorca, Sancho García. Con Alfonso III de Aragón, otro García era capitán de su Ejército y participó de la deflnitiva conquista de la isla. Sería interminable consignar a cuantos García destacaron en el pasado, no obstante, señalaremos a: Ruy García, Cabo de las tropas del rey Pedro I, "el Cruel", famoso en el sitio de Montiel. Rodrigo y Suero García, pasaron a Portugal y casaron con damas de las familias de Zafra: Chaves, Meneses, Tello y Haro. Ruy García y Martín García crearon familias en Ciudad Real, Almagro y Daimiel. Romero García y Gonzalo del Soto García, con Sancho Sánches García se establecieron en Toledo, Madrid y Guadalajara.
El apellido García es frecuente entre los conquistadores, pero incluso antes del descubrimiento, un García tuvo mucho que ver con aquella epopeya.
El médico de Palos, García Hémández frecuentaba el Monasterio de La Rábida donde se reunía con personas amantes de la navegación, como Pedro Vázquez de la Frontera, el piloto Sebastián Rodríguez y los hermanos Martín y Vicente Pinzón. Y este médico proporcionó cartas de recomendación a Colón para el duque de Medinaceli, y junto al padre Marchena animó a Colón a no desmayar en sus esfuerzos. Una vez descubierto el continente, entre los primeros que emprendieron la conquista, se encuentra Diego García de Paredes, nacido en Trujillo, al igual que Hernán Cortés, hijo de un famoso capitán de los Reyes Católicos. Apenas llegó al Perú se alistó con Francisco Pizarro y Diego de Almagro. Sufrió privaciones sin cuento. Finalizada la conquista del Perú, pasó a Venezuela donde combatió con los nativos que ofrecían feroz resistencia. Los venció y fundó una ciudad: Trujillo. Nombrado gobernador de Pocayán decidió emprender nuevas conquistas, en dirección a tierras de los caribes, muy feroces y temidos. Fue su última aventura. Murió a manos de los indios. Alejo García es el héroe de la conquista del Río de la Plata.
Una expedición al mando de Juan Díaz de Solís, con tres naves y sesenta hombres, llegó al estuario del Río de la Plata, llamado Mar Dulce, en febrero del 1.516. Solís recorrió el estuario y descendió por la costa oriental, trabando conocimiento con los nativos charruas y guaranís, con trágico destino para él ya que fue muerto por estos. Decidieron regresar y en el retorno una de las carabelas naufragó en el golfo de Santa Catalina. Un superviviente era Alejo García. Junto con quince hombres decidió emprender la búsqueda del Rey Blanco, un legendario reino rico en oro. Pero no encontraron reino alguno, viniendo a morir en la selva. En Paraguay, Diego García remontó el río Paraná y fundó la población de Spiritu Sanctus. Víctima de las fiebres regresó a España para morir oscuramente. García Hurtado de Mendoza, pacificó Chile contra los araucanos.
En una época en que García se había convertido ya en apellido, se encuentra esta excepción. De la feroz resistencia de los araucanos basta señalar que, mientras las conquistas de Méjico y Perú se llevaron a cabo en dos años, Chile, costó dieciséis, pacificarlo totalmente. García era hijo del Virrey del Perú, Andrés Hurtado de Mendoza. La única sombra de su biografía es un hecho del que no tuvo responsabilidad alguna. Alonso de Reinoso consiguió capturar al jefe araucano Caupolicán y sin consultar con García, lo hizo empalar vivo.
En Colombia, encontramos a García de Lerma, gobernador de Santa Marta, (fundada en 1.526), que con 800 hombres desembarcó para poner fin a las disputas que sostenían, sangrientamente, Pedro Palomino y Pedro de Vadillo. García de Lerma fundó, entre otras poblaciones, la de Cartagena de Indias. No todos los García fueron conquistadores. Alonso García Bravo fue el constructor de la ciudad de Méjico después de conquistada por Hernán Cortés. Sobre las ruinas, García puso manos a la obra el 8 de marzo de 1.524. Los planos se basaron en un centro, el actual Zócalo, del que partirían distintos núcleos urbanísticos. Entre los hombres que acompañaron al Libertador Simón Bolivar estaba Juan García del Rey, primeramente estuvo unido al General San Martín con el que participó en distintas batallas contra las tropas españolas, como coronel. Luchó en Chile y en Perú y más tarde, con Simón Bolivar, tomó parte en la emancipación de América de la Corona de España.
Todas las familias García de América tienen su origen en los que primero dieron lo mejor de sí mismos al Nuevo Mundo en la lucha, las fiebres y las enfermedades y los que después llegaron como colonizadores llevando con ellos la cultura hispánica y la religión.


GARRIDO




Apellido: Garrido Blasón: En campo de oro, una banda de gules engolada en cabezas de dragones de sinople, y acompañada de dos lobos de sable, uno a cada lado; bordura de gules, con ocho aspas de oro. Origen: Aragón (España)

Definición de Garrido

Como advertencia preliminar, convendrá informar que Garrido es una voz castellana, que equivale a los calificativos de hermoso, gallardo, lozano, etc. etc. tal y como aparece en la "Crónica General", escrita por orden del rey don Alfonso XI, en la cual se lee que, don Tello Alonso perdió en una batalla hasta doscientos caballeros "garridos " .
Es indudable que el linaje Garrido es uno de los más antiguos de España. Don Antonio de Barahona, acreditado autor genealogista, al que nombra Argote de Molina en su obra "Nobleza de Andalucía", ya lo cita, así como otros muchos autores, en particular Franckenau en "Bibliotheca Hispánica". Barahona tiene fama de genealogista serio, por lo que no es aventurado conceder absoluto crédito a los informes que facilita sobre el linaje Garrido. Para mayor garantía, habrá que decir que fue sobrino del insigne poeta heráldico don Pedro de Gracia Dei y que escribió un "Nobiliario General", al que tituló "Vergel de la Nobleza" y otro particular dedicado a los linajes de Baeza.
Pues bien, al autor anteriormente citado, escribió sobre don Martín Sánchez de Jodar, chantre de Baeza en el año 1.499, a quien dirigió una epístola sobre los linajes nobles de aquella ciudad y dice: que en la famosa batalla del Salado, que fue en el año 1.340, se encontró cierto hijodalgo llamado de apellido de Dios Ayuda, con siete hijos suyos, y que llevando sus armas ensangrentadas, pasaron por delante del rey don Alfonso XI, quien al verlos le dijo al padre: "Garridos hijos llevas", refiriéndose a la apostura y gallardía de los citados siete hijos, y que de ahí les quedó el apellido.
Y se dice también que, el citado rey, para honrarlos, les concedió la orden de la Banda y que desde entonces ha brillado este apellido en la historia de España siendo muchos los varones eminentes que lo han llevado, ilustrado y enaltecido. Sigue contando, el citado cronista, que merece particular memoria Esteban Garrido, cabo de armas del citado rey Alfonso, por las hazañas que realizó, entre las que merece destacarse el que hallándose solo y rodeado de moros que lo asediaban con sus armas y pareciendo su fin cercano, no fue así, porque en lugar de atemorizarse, dando su muerte por segura, se envalentonó y cargó sobre ellos, matando a dos y abriéndose camino, manteniendo a raya a los que trataban de cercarlo nuevamente, de modo que los sarracenos, atemorizados ante tanta bravura, optaron por dejarlo, retirándose en desorden. Por dicha acción, fue premiado por el rey que le otorgó privilegios para él y sus sucesores. El nieto de este caballero se llamó don Rodrigo Garrido: desde un comienzo unió su destino al de don Enrique de Trastamara, el hermano bastardo del Rey de Castilla, don Pedro I, tomando parte en cuantas batallas riñeron ambos hermanos.
En la batalla de Nájera, perdida por el de Trastamara gracias a la superioridad de las huestes del rey castellano eficazmente apoyadas por las tropas inglesas del Principe Negro, hijo del rey de Inglaterra, en la cual los arqueros británicos causaron el desconcierto en las filas del bastardo, don Rodrigo Garrido, hizo prodigios de valor, lo que no le impidió caer prisionero del rey Pedro I. Sea porque éste se apiadó de él, sea por que no considerase oportuna su, muerte, perdonó su vida y lo que es más extraño, lo dejó en libertad. Apenas se vio libre, don Rodrigo Garrido se apresuró a pasar a Francia uniéndose al de Trastamara que se hallaba ocupado reclutando tropas mercenarias en dicho país para volver sobre Castilla, dado que no se daba por vencido en la lucha contra su hermanastro el rey castellano.
En los campos de Montiel, con ocasión de haber cercado las huestes de Trastamara al rey Pedro y atraído éste que fue, a la trampa preparada por el mercenario francés Beltrán Dugesclin, y en donde halló alevosa muerte Pedro, éste caballero, don Rodrigo Garrido, mostró su disgusto ante su señor, el de Trastamara, alegando que la acción llevada a cabo no era de caballeros y que ni uno solo nacido en España la hubiera llevado a cabo, por lo que él se enjuiciaba inocente de la traición cometida por el francés Dugesclin. A pesar de lo anterior, el de Trastamara, una vez coronado rey no se lo tomó en cuenta y lo tuvo como uno de los principales hijosdalgo de su corte. Más tarde, ya durante el reinado de los Reyes Católicos floreció Sancho Sánchez Garrido que, por los servicios prestados a estos soberanos, fue caballero de la Espuela Dorada.
En la conquista de Granada participó activamente, hasta el punto que tales fueron sus hazañas y muestras de valor dadas en las batallas previas a la ocupación de esta ciudad, que una vez que la misma fue ocupada, los Reyes Católicos premiaron la fidelidad del citado caballero incluyéndole en el repartimiento de tierras, con lo cual entró en posesión de ricas heredades, al tiempo que, por privilegio real, quedaba exento para él y sus sucesores del pago de determinados impuestos, entre ellos aquél que llevaba como título "el de pechar".
Una vez descubierto el Nuevo Mundo por Cristóbal Colón, fueron muchos los de este linaje que pasaron a las denominadas Indias, donde se hallaron presentes desde el primer día de su descubrimiento. Núñez Garrido estuvo con don Hernán Cortés en la conquista de Méjico, tomando parte en cuantos combates se llevaron a cabo hasta la total pacificación del país. Una vez que esto sucedió, decidió establecerse en la citada ciudad de Méjico, donde fundó familia y dejó numerosos descendientes.
Otro Garrido, en este caso Alvar Garrido, fue compañero de Diego de Almagro y tomó parte en la conquista del Perú. Más tarde, enemistado con Almagro, se pasó al bando de los Pizarro, aunque parece ser que no tuvo responsabilidad alguna en el ajusticiamento de su antiguo jefe, ordenado por Hernando Pizarro. Con Valdivia estuvo Juan de Dios Garrido, que tomó parte en la conquista de Chile, combatiendo contra los araucanos acaudillados por el jefe Caupolican. Al igual que aquel de su apellido en Méjico, este conquistador, se estableció en Santiago, donde asimismo procedió a fundar familia.


Como armas traen: Escudo de oro y una banda de gules con dragantes de sinople, acompañada de dos lobos de sable.


GIGANTE



Apellido: Gigante Origen: Italia


Por el año 1500 ,en un documento cuya fuente es el archivo de Salamanca,consta que en Alhambra era alcalde Pedro Xigante. Al parecer era de armas tomar.
Tuvo dos hijos llamados Pedro y Alexo GIGANTE. Alejo llega a ser alcalde. De ellos
proceden las dos ramas de GIGANTE de Alhambra y en Villahermosa´, Manzanares, Carrizosa, La Solana, Vldepeñas,Villanueva de los Infantes, Valencia, Barcelona...


GOMEZ



Apellido: Gomez Blasón: En campo de oro, cinco flores de lis de azur, puestas en sotuer. Origen: Burgos (España)


Definición de Gómez
En su origen, este apellido fue patronímico, ya que proviene del nombre propio Gome, muy usado entre los godos. Su origen se remonta, por lo tanto, al imperio visigodo,encontrándose muchos caballeros así llamados entre aquellos que acompañaron a don Pelayo a refugiarse en las montañas de Asturias, ante la invasión sarracena que inundaba la Península. De hacer caso a las crónicas de la época, este apellido es, pues, de origen asturiano y muy antiguo, ya que parte de cierto caballero llamado Gome que se distinguió en los primeros tiempos de la Reconquista, luchando valerosamente junto a don Pelayo en la tarea de ir recobrando el territorio patrio dominado por los sarracenos. De este Gome se cuenta que en cierta ocasión se vió separado de sus compañeros de armas en una escaramuza contra los moros, quedando enfrentado a tres enemigos a uno de los cuales dio muerte con su espada, pero la mala fortuna hizo que la hoja de la misma impactara contra una piedra rompiéndose por lo que requiriendo al puñal consiguió finalizar con su segundo enemigo y, aun herido por el tercero, tuvo las fuerzas suficientes para terminar también con él. Varios hijos del anterior personaje se distinguieron asimismo en la lucha contra los árabes hasta llegar a Rodrigo Gómez quien obtuvo el gobierno de las montañas de Burgos.
Es posible, por tanto, que fuera en esta provincia, Burgos, donde el nombre propio de Gome se troncó en el apellido Gómez. Otro singular personaje de este linaje fue el conde Fernán Gómez, que se apodó "el Cuervo" o "el Negro" por la negrura del cuervo que llevaba en sus armas. Fue un verdadero hombre de armas que, a semajanza del Cid, "su descanso era el batallar". Hombre muy temido por la morisma, baste que en el campo de batalla apareciera su escudo para que, de inmediato, cundiera el pánico entre sus adversarios.
El linaje fue pródigo en guerreros: Séptimos nietos suyos fueron Diego Gómez. Participó en tantas batallas que, fatalmente, en una de ellas tenía que encontrar la muerte y esta fue la del Campo Espino, no lejos de Segovia, concretamente en Sepúlveda. Otro de los descendientes del "Negro" fue Rodrigo Gómez quien contrajo matrimonio con la infanta doña Elvira Ramírez, de la Casa Real de Navarra. Este personaje está considerado como el tronco principal de algunas familias Gómez y también de otras apellidadas González, Sandoval, Salvador y Sarmiento.
Corrían tiempos turbulentos en Castilla. Un hombre del que se supone era hijo de Gonzalo Fernández, conde de Burgos, llamado Fernán González, reunió bajo su jurisdición los condados de Burgos, Lantaron, Amaya, Alva y Corezo. Desde un comienzo, luchó por la independencia de Castilla de la tutela del reino de León. Toda su vida fue una lucha continua y en el año 943 se declaró en abierta rebeldía contra León. El 951 logró de hecho la secesión castellana. Guerreó victoriosamente en Osma, Simancas y San Esteban de Gormaz. Pero el conde Fernán Gónzalez precisaba de fieles vasallos que le ayudaran en sus ambiciosos proyectos. Y uno de estos nobles fue Gutiérrez Gómez, un ricohombre castellano que puso todo su poder al servicio del conde emancipador de Castilla del dominio leonés. De él parte la difusión del apellido Gómez en Castilla y de las casas solariegas de este linaje salieron otras líneas que fueron a extenderse por el resto de la Península liberada del dominio musulmán.
Con la unificación de España bajo los Reyes Católicos, el apellido Gómez fue ampliando su zona de influencia, extendiéndose rápidamente por Andalucía y ambas Castillas. Pero no sólo fue en la Península donde los Gómez establecieron su campo de acción. Uno de ellos, don Diego Gómez participó en la colonización de las islas Canarias donde fundó casa en la isla de Gomera. De esta línea salieron varias ramas que pasaron al Nuevo Mundo, entre los que pueden citarse a don Pedro Gómez de Carvajal, que participó en la conquista de Méjico, con las huestes de Hernán Cortes. Otro caballero de este apellido,don Juan Gómez intervino junto con el conquistador Valdivia en la conquista de Chile, distinguiéndose en la lucha contra los araucanos. Fundó casa en aquel país, por lo que se supone que varias líneas de este tronco pasaron a diversas localidades que iban siendo fundadas por los españoles en aquella parte de América. Existe cierta confusión entre los nombres de Juan Godinez, o Juan Gómez, que aparecen como uno de los fundadores de la ciudad de Santiago, en Chile (1.551). Pero no sólo fue en España donde el apellido Gómez se difundió muy ampliamente.
Pasó a Portugal y aunque con el tiempo degeneró en Gomes, en su origen puede citarse a Estebán Gómez (año 1.538) un navegante portugués que estuvo al servicio de España y participó en la Expedición de Magallanes. Debió ser hombre algo aventurero ya que una vez descubierto el estrecho regresó con su nao "San Antonio" a Sevilla donde fue procesado por insubordinación. No salió excesivamente mal del asunto, dado que en 1.524 organizó una expedición para recorrer las costas de Terranova hasta Florida, con el propósito de descubrir otro estrecho en América del Norte. Su destino estaba en morir en el Nuevo Mundo como así sucedió en el Río de la la Plata. Este apellido, son numerosas las veces que se complementa con otro lo que da origen a escudos y armas distintas a aquel que podríamos denominar como general de la familia. Los sucesivos entronques de este linaje con otros, es la causa de que, por ejemplo, Gómez de Carvajal, ostente armas distintas a las de Gómez de Avellaneda, o Gómez de Buitrago, etc. No obstante, como regla, sólo nos queda repetir lo que ya quedó indicado en un comienzo: Que su origen parece ser godo, o lo que es igual, que partió de las Montañas de Asturias, siendo derivativo del nombre Gome.


GONZÁLEZ



Apellido: González Blasón: Escudo de gules y un castillo de oro. Origen: Santander (España)

Definición de González
Este apellido es patronímico y se deriva del nombre propio Gonzalo, muy común durante toda la Edad Media. Este tipo de apellidos tiene la característica que los diversos linajes que lo ostentan no tienen la menor relación entre sí, ya que con mucha frecuencia fue unido a otro que lo completó y que por regla general correspondía a las villas, castillos, territorios, etc. que conquistaba el caudillado apellidado tan sólo González.
Pero si nos ceñimos al González primitivo, como punto de origen y tronco común de las distintas ramas y familias, venimos a encontrarnos con que tampoco todos los tratadistas se encuentran de acuerdo en este punto. Para unos, los primitivos solares se encontraban en la Montaña de León, para otros, en Asturias y aún quedan los que sostienen que González proviene de Jaca, en la provincia de Huesca. Existe quien afirma que González proviene del conde Fernando Negro que estuvo emparentado con Carlo Magno. Este Fernando Negro parece ser que fue Señor de la casa solar de González en el valle de Jivaja, en la Montaña de Santander, y que acompañó a don Pelayo en los primeros tiempos de la Reconquista, ya que se trató de uno de los nobles juramentados en Covadonga, en cuya posterior batalla fue uno de sus héroes más destacados.
Pero si la Heráldica ayuda a comprender y aún a aclarar muchos episodios de la historia, no estará de más hacer algunas consideraciones sobre dicha batalla. Se afirma que esta hatalla fue la primera victoria cristiana en la Reconquista de la Península Ibérica, en el año 722 pero es que se da la circunstancia que su alcance histórico ha sido ampliamente debatido. En ninguna de las crónicas musulmanas de la época esta batalla de Covadonga aparece para nada. Es como si no hubiera existido. Durante mucho tiempo, tampoco entre los cristianos refugiados en las montañas asturianas se cita dicha batalla. Claro que tampoco es mucho lo que se habla de don Pelayo y sus seguidores. Es como si se tratará de un símbolo, pero sin más importancia.
Tiene que llegar el tiempo de Alfonso III de León (866-910) cuando se redactan unas crónicas llamadas "Albedelse" y la de Alfonso III propiamente dicha, para que en base a las mismas los cronistas pretendan establecer una continuidad entre la monarquía visigoda y el reino de Asturias aquí, precisamente aquí, donde por primera vez, aparezca la leyenda de la batalla de Covadonga. Por cierto que estas dos crónicas, semejan una novela de caballería: Se cuenta en ellas el rapto de la hermana de don Pelayo por los musulmanes, el refugio de éste en las montañas, sus arengas a los astures y por fin el encuentro en la cueva de Santa María (Cova Dominica). Antes de entrar en batalla, las huestes musulmanas que sumaban nada menos que 200.000 hombres, según la crónica de Alfonso III, el caudillo musulmán entra en negociaciones con don Pelayo para que se rinda y como este se niega, se entabla el combate. ¿Con cuántos hombres contaba don Pelayo para oponerse a los 200.000 musulmanes?. Pero es que, según la crónica citada, lo que vino a resultar es que durante la batalla de Covadonga, las flechas disparadas por los arqueros moros se volvían contra ellos mismos, causándoles espantosa mortandad. Esto, naturalmente, suena a leyenda y es lo que ha provocado interpretaciones histórico gráficas muy diversas. En el siglo XVIII, no fueron pocos los que llegaron a dudar de la autencidad de esta batalla, y se llegó a más, porque la duda se extendió hasta la existencia de don Pelayo. Para aclarar el galimatías, terció la crítica histórica del profesor Sánchez Albornoz que dejó reducido este episodio a sus justos términos. Debió tratarse de una emboscada tendida por los cristianos a los musulmanes y nada más. Una simple escaramuza entre dos grupos relativamente poco numerosos.
Pero lo que sí está perfectamente claro es que en la batalla, escaramuza, o como se quiera llamarle, intervino el caballero citado anteriormente, don Fernando Negro, al que ya se le conocía como el Señor de la Casa Solar de González y que sus hazañas debieron ser altas cuando mereció ser citado en las crónicas posteriores a la citada batalla. Que los González formaron un linaje muy digno de tener en cuenta no sólo por su nobleza sino por las hazañas de muchos de sus miembros, bastarán citar unos pocos ejemplos: Don Gil González Dávila, descubridor del Lago de Nicaragua y virtual fundador de este país, al desembarcar en las tierras del cacique Nicarao, lo que dió el nombre a aquellas tierras: Nicaragua. En un principio fue Contador en Santo Domingo, pero en el año 1.511 emprendió juntamente con Pedro Niño una expedición para explorar el Mar del Sur.
Después de la aventura nicaraguense, en 524 inició otra expedición por las costas de la actual Honduras, pero en esta ocasión chocó contra los intereses de Pedrarias Dávila y de Hernán Cortes. Aunque en un principio llegó a un acuerdo con Olid, el enviado de Hernán Cortes, posteriormente fue detenido y conducido a Méjico, puesto en liberad regresó a España donde murió, resolviendo de esta forma lamentable para él, el pleito que mantenía con el conquistador de Nueva España. No puede olvidarse tampoco a don Pedro González de Mendoza, noble castellano que permaneció fiel al rey don Pedro, llamado por unos "el Cruel" y por otros "el Justiciero", hasta que el año 1.366 se pasó al bando de don Enrique de Trastamara. Fue hecho prisionero por los soldados del rey don Pedro, el cual atendiendo a las súplicas del Príncipe Negro, lo dejó en libertad. A partir de aquel momento se convirtió en hombre de confianza de don Enrique de Trastamara y cuando éste triunfó, mediante la muerte a sus manos de don Pedro, recibió cuantiosas mercedes. En el año 1.385 entró con las tropas castellanas que invadieron Portugal y murió en la batalla de Aljubarrota. En lo que se refiere a otro González cuyo nombre se encuentra escrito en la historia destacadamente, don Pedro González de Mendoza, fue el quinto hijo de Iñigo González de Mendoza, Marqués de Santillana.
Fue Obispo de Calahorra, de Sigüenza, y Arzobispo de Sevilla. Consejero del rey Enrique IV. Convertido en defensor de la princesa Isabel, cuando ésta alcanzó el trono de Castilla junto con su esposo el rey Fernando (Los Reyes Católicos) tuvo un gran ascendiente sobre ambos monarcas. En materia religiosa siempre se mostró partidario de los derechos de la Corona sobre los de la Iglesia y fue contrario a la política de dureza de Torquemada y la Santa Inquisición. El apellido González pasó rápidamente al Nuevo Mundo y son varias las naciones americanas donde se encuentra muy extendido: Así, en Méjico donde hay que contar entre los González políticos y militares de gran altura, como Enrique González, el gran poeta mejicano, Emiliano Navero, destacado político uruguayo, Manuel González Prada, escritor peruano, Ignacio González, militar salvadoreño, Ramón González, militar y político colombiano, etc. Muchos linajes de los González probaron la nobleza de su apellido numerosas veces, para ingresar el las Ordenes Militares, en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada y en la Real Audiencia de Oviedo.

Escudo de Armas: En campo de gules, un castillo de oro.


JIMÉNEZ



Apellido: Jiménez Blasón: En campo de azur, una torre de plata acompañada de cuatro flores de lis de oro, dos de cada lado, y surmontada de una cruz flordelisada, de oro. Origen: Nafarroa Aragón (España)



Definición de Jiménez
La Estirpe de la Casa Jiménez Su origen, historia y hechos
Es un apellido de los denominados patronímicos, o sea de aquellos que se derivan de un nombre propio. Muy pronto se extendió por toda la Península y puede encontrarse en América desde los primeros momentos de su descubrimiento y conquista. Su procedencia, como ha quedado expuesto, tiene su origen en el nombre propio de Jimeno, o Ximeno.
Que este apellido es uno de los más nobles y cualificados de España, lo sostiene, entre otros, el cronista Baños de Velasco en su "Becerro de la Nobleza de Andalucía". Por cierto, conviene advertir que esta palabra "becerro" se refiere a la piel con la que estaba encuadernado el libro de referencia. Dicho esto, volvemos a Baños de Velasco quien, con varios cronistas más, llega a afirmar que el apellido Jiménez no sólo es de los más antiguos de Castilla, León y Navarra, sino que elevan su tronco hasta el patriarca Tubal, como se sabe, considerado como uno de los primeros pobladores de España.
Al apellido Jiménez han pertenecido muy destacados personajes de la historia, como doña Numilo Ximénez, mujer que fue del rey Fruela II de León, don Diego Ximénez, confirmador que fue de privilegios en tiempos del conde Fernán González. Tello Ximénez y García Ximénez, asimismo confirmadores de privilegios durante el reinado de Alfonso VI de Castilla.
Pero no sólo los Ximénez fueron Ricoshombres. Uno hubo, don Fortún Jiménez que fue Conde de Aragón y del que se asegura que derivaron algunos reyes. Muchos de este linaje fueron Señores de villas y castillos, entre ellos, y que se cite en las crónicas, don Fernán Jiménez, Señor y Alcalde del castillo de Segobe, en Castellón, allá por el año 1.412.
Rey de Navarra fue don García Ximénez (primer rey de Navarra y el dato es interesante) Señor de Armesura y Abarzuza y así lo consigna don Pedro Salazar de Mendoza en su obra "La Monarquía Española" escrita en el año 1.618. Don Iñigo Ximénez fue el hijo y sucesor del V rey de este apellido y si nos remontamos años antes, Fortún Ximénez desempeñó el cargo de Copero del rey García Sánchez por los años 926. Insistimos en que, ya en la antiguedad se escribía indistintamente Ximénez o Jiménez.
En el año 1.309 fue arzobispo de Toledo don Rodrigo Jiménez de Rada, al que llamaron "el Toledano", que antes fue obispo de Osma y mantuvo la actividad de historiador, escribiendo la Crónica de España hasta el rey Fernando III, al que se la dedicó. Su carácter eclesiástico no le privó de ciertas aficiones guerreras hasta el punto que participó en la batalla de las Navas de Tolosa y también en numerosas expediciones militares del rey Fernando III.
Una vez conquistada Valencia, reclamó dicha sede para el arzobispado de Toledo. Ignoramos en que términos lo haría pero el caso fue que la cuestión le valió ser excomulgado por el Sínodo de Tarragona de 1.241. El Papa Gregorio IX anuló dicha excomunión. Su obra más interesante es la citada Historia de España, en la que llega a afirmar que los hispanos deben ser identificados con los godos, sirviéndose de los escritos de San Isidoro y de diversas crónicas.
A esta ilustre familia perteneció también el cardenal Jiménez de Cisneros fundador de la célebre Universidad de Alcalá de Henares, nacido en Torrelaguna y que tuvo un destacado papel durante el reinado de los Reyes Católicos. Fueron bastantes las ramas del apellido Jiménez que pasaron a establecerse en Andalucía, lo que explica la gran difusión del mismo en aquella parte de la Península. Por regla general, los Jiménez andaluces descienden del linaje navarro.
Desde los primemos momentos, los Jiménez pasaron al Nuevo Mundo, destacándose sobremanera.
Gonzalo Jiménez de Quesada, que en los días de la conquista estuvo a las órdenes de Pedro Fernández de Lugo, ostentando el cargo de Justicia Mayor. Capitaneó la expedición que exploró el Valle de Santa Marta.
El grupo de conquistadores sufrieron penalidades sin cuento en lucha constante con los nativos hasta alcanzar las tierras de Cundinamarca poblada por los Chisbchas. Jiménez de Quesada consiguió vencer a todos los caciques haciendo una primera fundación de Santa Fe de Bogotá (año 1.538) pero a los pocos días llegaron otras dos expediciones, encabezadas por Belalcázar que venía de Quito y el alemán Federmann, que llegaba de Venezuela.
En abril, Jiménez de Quesada fundó oficialmente Bogotá y antes de entrar en combate los tres conquistadores para ver a quien correspondía el dominio de aquellas tierras decidieron embarcar para España y que fuera el rey quien resolviera tan delicada cuestión. La verdad es que la Corona no se decantó por ninguno de los tres, de modo que Jiménez de Quesada regresó a Santa Fe en el 1.550. Los últimos años de su vida los pasó escribiendo las crónicas de sus viajes y aventuras.
Del tiempo de los conquistadores, merece hacer mención a Ortún Jiménez, un navegante que fue piloto mayor de la nave que mandaba Diego Becerra de Mendoza, en la expedición de Hernando de Grijalba, y que envió Hernán Cortés a explorar el océano Pacífico (l.533). Este Ortún Jiménez, por motivos un tanto oscuros (sentimos no haber encontrado en que consisitieron sus quejas contra el capitán de su nave), encabezó una rebelión contra este en la que Becerra resultó muerto, quedando como jefe Jiménez quien continuó la exploración, descubriendo la bahía y el territorio de Santa Cruz, la actual California. Pero en aquella época de violencia, quizás nunca fuera más cierto aquello de que "el que a hierro mata, a hierro muere" y Ortún Jiménez resultó muerto en un combate que sostuvo contra los nativos.
Los Jiménez probaron repetidas veces su nobleza ante las Ordenes Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa, así como en las de San Juan de Jerusalén y Carlos III.
Citando a los conquistadores de Nueva España, hay que mencionar a Alonso Jiménez, pacificador de Nueva Galicia. Gonzalo Jiménez, natural de Trujillo (Cáceres) que acompañó a Cortés en la conquista de Méjico, y se estableció en Oaxaca. Juan Jiménez, nació en Puertollano (Ciudad Real) conquistador de Jalisco y Jiménez de Rivera, natural de la Montaña de Santander, compañero asimismo de Hernán Cortés y don Rodrigo Jiménez, nacido en Mairena (Sevilla) conquistador de Pamuco y Zapotecas, a quien el cabildo de la Ciudad de Méjico donó un solar en 1.528. El linaje Jiménez ostenta los siguientes títulos: Don Diego Bernardo Jiménez, de Lima (Perú) fue creado Marqués de Santa Ecsa en 1.733.
Don Nicolás Jiménez de Lobatón, también de Perú, Marqués de Rocafuerte, en 1.746. Don José María Jiménez de Vargas, vecino de villa del Río (Córdoba), Conde de Monte Real el 5 de septiembre de 1.870 y don Carlos Jiménez Gotall, Marqués de Casa Jiménez y Vizconde de Torre Almirante, en 1.876.


Escudo de Armas: Los de Navarra traen escudo partido: 1º de azur con tres veneras de plata. 2º de oro con dos fajas de gules. Otros de Navarra traen: En campo de plata, dos lobos de sable puestos en palo. Bordura de oro con ocho eslabones de cadena de azur. Los de Aragón traen: En campo de oro, una banda de gules. Otros traen: De azur, una torre de plata sumada de un cruz de oro de dos traversas con los remates trebolados y acostada de cuatro flores de lis de oro, dos a cada lado
Otra Definición de Jiménez
Origen: Patronímico del nombre propio Jimeno por lo que no todas las familias de este apellido tiene un único origen comun.Los solares más antiguos que se conocen están en Navarra y Aragón.Muchas de sus ramas probaron nobleza en las distintas Órdenes Militares.Descripción del Escudo de Armas: Los de Navarra traen escudo partido: 1º de azur con tres veneras de plata. 2º de oro con dos fajas de gules.Otros de Navarra traen: En campo de plata, dos lobos de sable puestos en palo. Bordura de oro con ocho eslabones de cadena de azur.Los de Aragón traen: En campo de oro, una banda de gules.Otros traen: De azur, una torre de plata sumada de un cruz de oro de dos traversas con los remates trebolados y acostada de cuatro flores de lis de oro, dos a cada lado.




LÓPEZ




Apellido: Lopez Blasón: En campo de gules, trece bezantes de oro. Origen: Valencia (España)


Definición de Lopez
La Estirpe de la Casa Lopez Su origen , historia y hechos. Apellido patronímico, derivado del nombre propio Lopez lo que motiva que raramente las numerosas ramas del mismo, tengan relación entre sí.
Sobre su origen, son bastantes las versiones existentes, algunas francamente fantasiosas y a las que resulta difícil conceder verosimilitud. Si nos atenemos al libro "Becerro de Castilla" que fue escrito por mandato del rey don Alfonso XI y de su hijo don Pedro I, aquel a quienes algunos llaman 'el Cruel" y otros, acaso con mayor rigor histórico, " el Justiciero", para inscribir en él a los linajes nobles de Castilla, se indica que en tiempos de la dominación romana, llegó a la Península Ibérica una familia llamada de los Lupos, de origen patricio.
De dicha familia procedió la reina Lupa, o Loba, residente en Galicia, en cuya región se originó la rama más antigua que después pasó a Andalucía. Lo cierto y verdad es que este apellido, de origen gallego, si damos crédito a la anterior versión, se extendió rápidamente por la Península y ya se encuentran muchos caballeros ostentando el mismo durante la Edad Media.
En la conquista de Sevilla, entre otros, pueden citarse a Pedro López y García López, acompañando al rey Fernando III, " el Santo" .
Y en Andalucía, Simón López recibió del rey Alfonso X, unas propiedades en el término de Alcalá de Guadaira, con lo que dio origen a una familiaLópez andaluza. En la batalla de las Navas de Tolosa, en el año 1. 212, fueron muchos los caballeros de este apellido que tomaron parte en la misma, a las ordenes del rey Alfonso VIII de Castilla, Pedro II de Aragón y Sancho VII de Navarra. Que debieron portarse valientemente lo demuestra el hecho de que todos fueron colmados de mercedes y algunos agregaron a las armas de su escudo la cruz de San Andrés, en recuerdo de dicha efeméride. Los caballeros López se hallahan también en la batalla del Salado y estuvieron presentes en la conquista de Lorca, Córdoba, Antequera y otras ciudades.
Tanto guerrear en tierras andaluzas y su larga estancia en las mismas, fueron la causa de que este apellido se extendiera por aquella región de la Península. En sus "Trovas", Mosén Jaime Febrer afirma que un caballero de apellido López estuvo en la conquista de Valencia con gentes de armas pagadas a su costa, distinguiéndose por su arrojo en la conquista de aquel reino, de tal forma que obtuvo como recompensa la villa de Chelva, donde se estableció y fundó casa de la que proceden la mayor parte de los López de Valencia Castellón y Alicante. En lo que se refiere a los López de Aragón, Pedro de López y Quinto de Terrero, juró al Príncipe de España como caballero infanzón, en el año 1.646. Pero también en las familias de este apellido se desencadenaron luchas intestinas y así Pedro López y Guillén López, lucharon contra Iñigo y Sancho López, sus próximos parientes. En la villa de Tramacastilla, Juan López de la Casa, hijodalgo en 1.582, ferviente católico, se enfrentó a los elementos luteranos hasta conseguir expulsarlos de la citada villa.
El apellido López se encuentra probado, en su nobleza, numerosas veces, tanto en España como en América, a través de las informaciones que realizaron para ingresar en las Ordenes Militares donde queda constancia de su limpieza de sangre. En el año 1.688 don Antonio López de Tejada fue creado Marqués de Gellgos de Huebra; don Domingo López del Pozo, vecino del Perú, Marqués de Mozobamba del Pozo en 1.735; en 1.737, don Manuel López Pintado, Marqués de Torreblanca en 1.764, don Lorenzo López de Porras, Marqués de Villalópez, en 1790, don José Antonio López de Olivar, Conde la Roche, en 1790, don Fermín López Isunza Marqués de Valdegema; en 1.708, don Cayo José López Marqués de Encinares, en 1.815, don Diego López Morla, Conde de Vicreces y en i.878, don Antonio López y López, Marqués de Comillas, con Grandeza de España.
En lo que se refiere a la difusión del apellido López en América, hay que citar al caballero Jerónimo López, al que se considera como el tronco de muchos de los López de Méjico y que fue premiado por el emperador Carlos I con la Encomienda de Tacuba, nombrándole primer Regidor y después Secretario de la Gobernación otorgándole un escudo así organizado: cuartelado por una cruz llena de dos esmaltes: la mitad superior de gules y la mitad inferior de oro. 1º de azur, con la estrella del Norte de plata, 2º de gules y Jerónimo López, a caballo, armado de todas sus armas, con la espada desnuda en la mano y dos jefes indios muertos en tierra, 3º de plata, con un león rampante de gules coronado y 4º de azur, con un castillo de oro sobre ondas de agua azur y plata. Este caballero contrajo matrimonio con doña Ana Carrillo de Peralta, de la casa de los Marqueses de Falces, fundando tres mayorazgos en la capital mejicana con los apellidos unidos de López y Peralta, y su descendencia ostentó el título de Condes de San Bartolomé de Xala.
Pero el apellido López no sólo tuvo caballeros que pelearon en batallas contra los mahometanos, o enfrentados a los nativos del Nuevo Mundo, hubo muchos López que ingresaron en el Tribunal del Santo Oficio (Inquisición) en Méjico.
Acaso por la abundancia del apellido López y teniendo en cuenta que no todos fueron guerreros o inquisidores, ocurrió que durante los siglos XVI, XVII y XVIII se hicieron muchísimos expedientes de sangre a personas que ostentaban este apellido, y tal cosa sucedió en territorio mejicano.

Escudo de Armas: En campo de gules trece roeles de oro.
Otras familias del mismo apellido ostentan, sin embargo, muy diversos blasones.




MEDINA




Apellido: Medina Blasón: De oro, con un león, rampante, de gules. Origen: España


Definición de Medina
Origen: De la voz árabe madinat, que significa ciudad. Son muchas la localidades españolas con este nombre, p.e. Medina de Pomar (Burgos), Medina de Rioseco y Medina del Campo (Valladolid), Medina de las Torres (Badajoz) y Medina-Sidonia (Cádiz). Muchas familias procedentes de estas localidades, tomaron el nombre por apellido.Descripción del Escudo de Armas: En campo de oro un leon rampante de gules.Otros traen escudo cuartelado: 1º y 4º de oro con un león rampante de gules. 2º y 3º de gules con un aspa de oro.

MEDINA ORIGEN Y SIGNIFICADO El apellido Medina es muy antiguo y, según Fernando González-Doria en su "Diccionario heráldico y nobiliario de los reinos de España", medina significa ciudad y muchas familias oriundas de las ciudades llamadas Medinas por los moros tomaron esta denominación por apellido. APELLIDOS DERIVADOS La formas Medina y Medinas tienen el mismo origen etimológico. Su historia y escudo de armas coinciden, por lo que se puede considerar el mismo apellido. TÍTULOS NOBILIARIOS RELACIONADOS -El título de Duque de Medina-Sidonia fue concedido por Juan II de Castilla, en 17 de febrero de 1445 a Don Juan Alonso Pérez de Guzmán el Bueno, Conde de Niebla y Adelantado Mayor de la Frontera. En 6 de diciembre de 1957 se expidió carta de sucesión a favor de Doña Luisa Álvarez de Toledo y Maura. -El título de Duque de Medina de Rioseco fue concedido por Don Carlos I, en 22 de abril de 1538 a Don Fernando Enríquez y Velasco, Almirante de Castilla, expidiéndose carta de sucesión el 4 de febrero de 1982 a favor de Doña María de la Asunción de la Torre y Téllez-Girón. -El título de Duque de Medina de las Torres fue concedido por Felipe IV, en 5 de enero de 1625, a Don Gaspar de Guzmán y Acevedo, Conde de Olivares y Duque de Sanlúcar la Mayor. LINAJE E HISTORIA Medina, en idioma árabe, se traduce por ciudad y muchas familias cristianas tomaron este nombre como apellido. Como ejemplo puede citarse el caso de ciertos infantes que tomaron a los moros la villa de Medina de Pomar, en la provincia de Burgos. Este nombre, Medina, debió ser de su agrado y lo agregaron a su apellido o lo adoptaron como Señorío. Así hubo los López de Medina, los Gutiérrez de Medina, etc., hasta el momento que quedó como primer apellido. Berenguer de Medina fue capitán de las huestes cristianas, pero considerado como capitán mozárabe y defendió la ciudad de Medina del Campo (Valladolid). Posiblemente, este caballero tenía por apellido Berenguer. Pero al defender la ciudad de Medina, decidió añadir dicho nombre al suyo propio. Cierto noble llamado Gonzalo Hernández añadió asimismo Medina a su primer apellido. Perteneció al Consejo del rey de León, don Ramiro, y sus servicios a la corona aragonesa le valieron la autorización de poder usar las armas del reino de León. Otro Medina, don Martín de Medina, fue uno de los caballeros que acompañaron al rey Fernando III el Santo en la conquista de Andalucía, donde se distinguió en la toma de Baeza, y Ruy de Medina fue otro de los que tomaron parte de las huestes del rey Fernando en la conquista de Sevilla, siendo reconocido por este monarca como uno de los caballeros que más se habían distinguido en la toma de dicha ciudad. El apellido estuvo presente en la conquista y posterior colonización de América, donde personajes llamados Medina participaron en las hazañas. La existencia de diversos topónimos en el Nuevo Continente demuestra que el apellido enraizó desde los primeros tiempos. Posteriormente, el apellido se extendió por otras zonas de la Península Ibérica y por los diversos paises de América Latina. ARMAS Las armas principales del apellido, según detalla Fernando González-Doria, son: en campo de oro, un león rampante de gules. Otros Medina traen el escudo cuartelado: 1º y 4º, en campo de oro, un león rampante, de gules, y 2º y3º, en campo de gules, un castillo de oro. PERSONAJES MEDINA DESTACADOS EN LA HISTORIA -Pedro de Medina, cosmógrafo e historiador español nacido en Sevilla en 1493. -Bartolomé Medina, metalúrgico nacido en Sevilla a principios del siglo XVI. Pasó a Méjico en 1554, de donde obtuvo plata. -Francisco de Medina, humanista, profesor y catedrático universitario nacido en el año 1544. -José María Medina, militar y político hondureño del siglo XIX. Fue presidente de la República. -José Toribio Medina, erudito e historiador chileno nacido en Santiago de Chile en 1852. -Isaías Medina Angarita, militar y político venezolano del siglo XX. Fue ministro de Guerra y Marina. -Pedro Medina Medinilla, poeta español que vivió a finales del siglo XVI. -Anacleto Medina Viera, militar uruguayo nacido en 1788. Participó en las guerras de la independencia. -Tristán de Jesús Medina y Sánchez, orador y escritor cubano nacido en 1833. TOPONIMIA Encontramos topónimos Medina en diferentes tierras de habla hispana, tanto en España como en diferentes paises de América Latina. Los topónimos Medina se refieren especialmente a ciudades y pueblos. Medina es un río de Colombia, afluente de Gualí. Medina es también un arrecife de la República Dominicana, un rancho de Méjico y un condado de los EEUU, al este de Ohío. En España hay dos municipios llamados Medina: Medina del Campo y Medina de Rioseco, ambos de la provincia de Valladolid. EL APELLIDO HOY El apellido Medina es uno de los más abundantes de la geografía española, encontrándose regularmente repartido por todas las regiones de España. Cabe destacar que el apellido enraizó desde lejanos tiempos en tierras de América Latina, y en la actualidad se encuentra ámpliamente representado en el Nuevo Continente. Según datos registrales, encontramos a más de 19.000 familias que se apellidan Medina en toda España.

MEJÍA




Apellido: Mejia Blasón: En campo de oro, tres fajas de azur. Origen: Galicia


Definición de Mejía
Origen: Gallego. Se extendió por toda la península. Una rama pasó a Méjico.
Es el mismo apellido que Mejías o Mexía.


MILLA



Apellido: Milla Blasón: En sinople, una columna, de plata, sumada de una corona imperial, de oro, y dos ciervos del mismo metal, empinados a ella. Origen: Catalunya

MORENO



Apellido: Moreno Blasón: En campo de oro, una torre de gules, y saliendo del homenaje, dos águilas de sable, volantes; bordura de gules, con ocho aspas de oro. Origen: España

Origen: Castellano. Muy extendido por toda la península. Desciende del caballero romano Lucio Mureno.
Sus solares más antiguos están en Santander, Galicia, Aragón y Castilla.
Tuvieron también casas solares en La Rioja, Aragón, y Galicia. Pasando también a Andalucia y Estremadura.
Rafael Moreno fue creado Marqués de Valdeameno. En 1.796, don Bernardino Moreno y Mendoza, Conde de Lisea. En 1.799, don Manuel Cándido Moreno, Conde de Fuenteblanca y en1.875, don Luis Ignacio Moreno y Fernández de la Hoz, Conde de Moreno.

Escudo de Armas: En campo de oro, una torre de gules y, saliendo del homenaje, dos águilas de sable volantes. Bordura de gules con ocho aspas de oro.
El Emperador Carlos I otorgó por privilegio dado en Valladolid el 15 de Junio de 1.538 a Pedro Moreno, vecino de Veracruz (Nueva España, hoy Méjico), las siguientes armas: Escudo cortado por una faja de oro. 1º de gules, con un puente de piedra sobre ondas de agua de azur y plata y superado de dos haces de cinco flechas cada uno con las varas de oro y los hierros de plata, atados y colocados uno a cada lado. 2º de sinople, un templo azteca al natural acostado de otros dos haces de flechas como los anteriores. Bordura de sable. Tenantes dos tigres.


MOYA



Apellido: Moya Blasón: Escudo partido: primero, en campo de gules, una escala de oro, y segundo, de veros en azur y plata. Origen: Galicia

Origen: Gallego. Procede del caballero Alvaro Mariño que en el año 830 se destacó en la toma de la villa de Moya (Cuenca) tomando este nombre.Hacia el año 1200 una rama pasó a Cataluña. Posteriormente pasó también a Andalucia, Castilla y Murcia.Descripción del Escudo de Armas: En campo de gules una escalera de oro. partido de veros de azur y plata.


MUÑOZ



Apellido: Muñoz Blasón: Escudo cuartelado: primero y cuarto, en campo de oro, una cruz floreteada de gules, y segundo y tercero, en campo de oro, tres fajas de gules. Origen: España


Definición de Muñoz
La Estirpe de la Casa Muñoz Su origen, historia y hechos Este apellido desciende, según algunos tratadistas, del caballero romano Lucio Nurio. Para otros, de la Casa Real de Escocia y todavía quedan otros que lo consideran descendiente del Conde Muñón Rodríguez, que vivió por los años de 750. Comencemos por la versión del romano Lucio Murio. ¿Quién fue este personaje?.
En la historia de Roma hubo muchos personajes con el nombre de Lucio. Este, de quien se nos habla, parece ser que fue un cónsul. Un Lucio, Lucio Veo Augustus, fue emperador romano (años 161-169).
Estudiando su biografía, hemos dado con un personaje llamado Lucio Murino, que fue, aparte de cónsul, consejero del citado emperador. ¿Fue éste el Lucio Murio de quien hablan algunos tratadistas como progenitor del apellido Muñoz? Lo único que cambia es el Murio, por el Murino. Ciertamente, otros romanos del nombre Lucio estuvieron en lo que entonces se denominaba Hispania, pero en ninguno de ellos hemos encontrado el añadido Murio.
No obstante, siendo una posibilidad, como otra cualquiera, no debemos descartarla y, por el contrario, admitirla como no sólo posible, sino cierta.
Llegamos a la segunda suposición, que el apellido Muñoz desciende de la Casa Real de Escocia. ¿En qué motivos se basan aquellos que sostienen tal cosa? Preciso se hace estudiar, la Casa Real Escocesa, con el fin de averiguar qué relación puede existir entre ella y el apellido Muñoz.
Escocia estuvo habitada primitivamente por pueblos celtas, al igual que Galicia, en España. El legado romano Julio Agrícola dirigió una serie de campañas contra Escocia, partiendo del Norte de la Gran Bretaña. Expulsados los romanos por los pictos, fueron los escotos, procedentes de Irlanda, quienes fundaron el reino de Dalriada. San Columbano, que llegó procedente de Irlanda en el año 563, aseguró el triunfo del cristianismo.
La monarquía escocesa cuenta entre sus primeros reyes a Malcom (hubo hasta tres monarcas de este nombre). ¿Los que sostienen que el apellido Muñoz está emparentado con la Casa Real escocesa, se refieren a este monarca, Malcom que, con el tiempo degeneró en Muñoz? Porque si seguimos la lista de reyes escoceses, no hay ni un solo nombre que tenga el menor parecido con Muñoz.
En la lista de las familias nobles escocesas encontramos a los Bruce, Fitzalan, Stuart, Baliol, Wallace, y numerosas familias cuyos apellidos comienzan con "Mac". Pero, en parte, hemos localizado uno, tan sólo uno, que tenga, al menos, parecido con Muñoz.
Sí existió, y se trató de una noble familia, el "clan" de los Mac Murlock, pero no estaban emparentados con las consiguientes dinastías escocesas. Además ni cabe en lo posible que Mac Murlock, se fuera transformando en Muñoz, que sepamos, ni un solo miembro de aquella familia estuvo en España.
Por tanto, y con las debidas reservas, esta versión, de que los Muñoz descienden de la Casa Real Escocesa, nos parece muy débil, hasta el punto de que harían falta pruebas muy concluyentes y definitivas para admitirla.
Más factible parece la primera versión de que el origen está en el caballero romano Lucio Nunio, aunque tampoco podemos asegurarlo. Quienes sostienen dicha versión sabrán en qué se han fundado para emitirla. Nos queda la tercera versión: que el tronco de la familia Muñoz se basa en el Conde Muñón Rodríguez y, honradamente, si tuviéramos que emitir un dictamen, nos inclinaríamos por esta, porque Muñón sí que tiene un enorme parecido con el actual Muñoz.
Ahora bien; la fecha que se nos da como contemporánea de este personaje (año 750) coincide con el inicio de los primeros núcleos de la resistencia, frente a los musulmanes invasores, al amparo de las montañas cántabras (año 722) fecha ésta en la que se produjo la formación del primitivo reino asturiano con la victoria de Covadonga por el noble visigodo don Pelayo y las huestes que le siguieron hasta su refugio en las citadas montañas.
Por tanto y como las fechas coinciden, ¿quiere esto decir que el Conde Muñón Rodríguez fue uno de los caballeros que acompañaron a don Pelayo, deduciéndose que el origen del apellido Munoz tuvo su tronco en Asturias? Es evidente que tuvo que participar en los comienzos de la Reconquista. Que luego, con el paso del tiempo y el avance de las huestes cristianas, el apellido se extendiera rápidamente por toda la Península, es otra cosa. La investigación ha sido efectuada en base a datos, no a conjeturas.
Y los datos principales, o sea las fechas en las que vivió el Conde Muñón coinciden plenamente con cuanto hemos detallado anteriormente.
Este apellido, Muñoz, tiene probada repetidas veces su nobleza y limpieza de sangre, en diversas épocas, en las Ordenes Militares de Santiago, Calatrava, Alcántara, Carlos III y San Juan de Jerusalén; en las Reales Chancillerías de Valladolid y Granada, así como en la Real Compañía de Guardias Marinas. El linaje Muñoz cuenta con numerosos títulos: En 1.884, don Agustín Fernando Muñoz y Sánchez, fue creado Duque de Riansares y más tarde (1.846) Marqués de San Agustín; en 1.848, don Agustín María Muñoz y Borbón, Duque de Tarancón y Vizconde de Rostrollano, en 1.849; en 1.849, doña María Cristina Muñoz y Borbón, Marquesa de la Isabela y en el mismo año, Vizcondesa de la Dehesilla; en 1.847, dona Milagros Muñoz y Borbón, Marquesa de Castillejo; en 1.848, don Fernando María Muñoz y Borbón, Conde Casa Muñoz y en 1.849, Vizconde de la Alborada; en 1.848, don Juan María Muñoz y Borbón, Conde del Recuerdo y en 1.849, Vizconde de Villarrubia; en 1.888, doña María Cristina Muñoz y Bernardo de Quirós, Marquesa de Somió; en 1.846, don Juan Antonio Muñoz y Funés, Conde del Retamoso; en 1.776, don Miguel Muñoz de Pamplona, Conde de Argillo; en 1.847, don José Muñoz Maldonado, Conde de Fabraquer y Vizconde de San Javier y en 1.872, don Cipriano Muñoz y Ostaled, Conde de la Viñaza.
El apellido Munoz lo han llevado distinguidos militares españoles desde siglos atrás, al igual que al extenderse por toda América dió varios caudillos militares del apellido.
Pero también los hubo en las Artes y las Letras, como, por citar un ejemplo, Juan Bautista Muñoz, que vivió entre los años 1.745 y 1.799 y por encargo del rey Carlos III comenzó a escribir "La historia del Nuevo Mundo" que no llegó a terminar, pero que comprende desde la fecha del descubrimiento de América hasta el año 1.500 y que es una obra muy notable por la abundante documentación que contiene.







NOVILLO




Las variaciones deletreando incluyen: Nuevo, Novo, Novillo, Nouval, la Nova, las Novas y otros.
Primero se encuentra en Castilla.
Algunos de los primeros colonos de este nombre o algunos de sus variantes eran: Los trabajadores migratorios tempranos a la Nueva presión Mundial este apellido principalmente establecido en el Caribe y en Centroamérica. Ellos incluyeron a Francisco De Nova que inmigró a Nueva Granada en 1567. Entre los colonos más tarde Nova de Katerina que vino a Chicago en 1866 .


OLMEDO



Apellido: Olmedo Blasón: Partido: primero, de oro, con un leórn rampante de su color, natural, y segundo, de plata, con un álamo de sinople. Bordura general de azur con ocho sotueres de oro. Origen: Aragón (España)

PATON





Apellido: Paton Blasón: En sinople, una torre, de piedra, rodeada de cinco flores de lis, de oro. Origen: Valladolid y Palencia (España)



QUINTANA



Apellido: Quintana Blasón: De azur, con un castillo de oro. Origen: Bizkaia (España)
Definición de Quintana
Vasco. De Sopuerta en el partido judicial de de Valmaseda (Vizcaya).Una rama fundó casa en Burgos desde donde pasó a Canarias.

Se extendió por toda la geografia española.

Escudo de Armas: Escudo cuartelado: 1º y 4º de azur con una flor de lis de oro. 2º y 3º de oro con una cruz floreteada de gules.

En Aragón traen: En campo de gules cinco castillos de oro puestos en sotuer. Bordura de azur con catorce aspas de oro.


RODRÍGUEZ



Apellido: Rodriguez Blasón: De plata, con cuatro palos de gules, y bordura de este color con ocho sotueres de oro. Alias: En oro, cinco lobos, de sable, puestos en palo. Origen: León (España)

Definición de Rodriguez
Apellido patronímico derivado del nombre propio Rodrigo.No todos los linajes de este apellido tienen un único origen común, aparecen casas de Rodriguez en casi todas las regiones españolas.

Reiteradamente caballeros de familias Rodriguez probaron su nobleza ante las Reales Chancillerias, Reales Audiencias, en la Real compañia de Guardias Marinas y en las órdenes militares de Santiago, Calatrava, Alcantara, Montesa, Carlos III y San Juan de Jerusalen.

Escudo de Armas: Como corresponde a linajes diferentes se conocen blasones muy diversos, se recogen aquí solo algunos de ellos.

En campo de gules un aspa de oro acompañada en cada hueco de una flor de lis de plata.

En campo de plata tres bandas de gules. Bordura de sinople con nueve piñas de oro.

En campo de plata cuatro fajas de sable.

En campo de oro cuatro bastones de gules. Bordura de azur con ocho cruces de Jerusalen de plata.

En campo de azur una torre de plata. Bordura de sinople con ocho piñas de oro.


ROMERO



Apellido: Romero Blasón: Escudo cuartelado: primero y cuarto, en campo de plata, un águila exployada de sable; segundo y tercero, en campo de gules, tres estacas de oro encadenadas. Origen: Aragón (España)


Definición de Romero
Origen: Aragonés.
Aunque en la misma época también aparece en Galicia. Se extendió muy pronto por toda la Península, con preferencia a Andalucía, Valencia, ambas Castillas y Cataluña, siendo, en esta región, donde más se escribió en su variante Romeu, y en otras ocasiones como Romeo.Probó su nobleza en reiteradas ocasiones ante las órdenes militares y Reales Chancillerias y Audiencias.Don Francisco Romero Robledo, político español de gran influencia en el pasado siglo, quien fue ministro de la Gobernación con el gabinete presidido por el también político Cánovas del Castillo. También hay que citar al pintor Julio Romero de Torres, natural de Córdoba.

Descripción del Escudo de Armas: Escudo cuartelado: 1º y 4º de oro con un romero de sinople. 2º y 3º de oro con un león rampante de gules.

RUBIO



Apellido: Rubio Blasón: Escudo cuartelado: primero y cuarto, en campo de gules, una torre de plata, aclarada de azur, y segundo y tercero, en campo de plata, una flor de lis de azur. Origen: Asturias (España).


Definición de Rubio
Para localizar el origen de este apellido hay que centrarse en Asturias, ya que fue allí donde aparecen las tres primeras casas solares de Rubio.
Los lugares de ubicación de estas tres casas del linaje Rubio se encontraban en los siguientes sitios: una situada no lejos de Gijón, otra en el lugar de Cañamar, del Concejo de Llanes y la tercera en la Parroquia de Cibuyo, del Ayuntamiento y partido judicial de Cangas de Tineo. De ahí que la casi totalidad de los autores coincidan en atribuir un origen asturiano a este apellido. Son varios los genealogistas que reconocen a la casa de la villa de Gijón como tronco del mismo, de la cual partieron las diversas ramas que lo fueron difundiendo por el resto de la Península.
Y aunque se reconoce que aquella que radicó en la villa de Cañamar no constituyó, en modo alguno, el solar primitivo, lo cierto es que partiendo de la de Gijón, tiene tanta antigüedad que sus miembros, y sobre todo aquellos que ostentaron el Señorío de ella, jamás reconocieron dependencia ni sumisión alguna a la de Gijón, ni se consideraron inferiores en nobleza de sangre ni notoriedad ni a la de Gijón ni a ninguna otra. Como ascendiente del linaje Rubio de la casa de Cañamar figura Pascual Rubio, caballero que tomó parte en la conquista de las plazas de Ubeda y Baeza, según se acredita en la lista de los trescientos caballeros que fueron "heredados" en dichas ciudades por el rey don Fernando III "el Santo". Como esta palabra "heredados", se da mucho en las crónicas antiguas, estimamos conveniente establecer una aclaración.
En aquella época, aparte de la herencia que pasaba de padres a hijos, se daba esta denominación a las prebendas o privilegios sobre todo en tierras y posesiones (villas, castillos, fortalezas, etc), que un rey donaba a alguno de los caballeros que le habían ayudado a la conquista de determinados territorios. Por tanto, cuando, como en el caso anterior se dice que el rey Fernando "el Santo", hizo a varios caballeros del apellido Rubio "heredados" tras las conquistas de Ubeda y Baeza, significa que repartió entre ellos las tierras conquistadas a los moros, de forma y manera que los dichos caballeros se convirtieron en propietarios de dichas tierras.
Si bien cuanto ha quedando consignado sobre el apellido Rubio, y si nos atenemos a lo indicado por la totalidad de los autores, corresponde a una realidad, atribuyéndole un ascendiente asturiano, lo que no se nos dice es qué antigüedad tuvieron esas casas solares, por lo que resulta interesante la investigación en este terreno.
Rubio, viene de la palabra latina, "rubeus", cuyo significado se traduce por aquella persona que tiene los cabellos de un color claro, muy parecido al rojo. Teniendo en cuenta esta particularidad, es perfectamente admisible que el apellido tenga su origen en algún mote o apodo, es decir que, en un principio, determinado personaje que se destacó en la historia, fuera así denominado por el color de sus cabellos. Puede ser que este apellido se originara ya durante la Reconquista.
Existen autores que lo citan como establecido en la época visigoda, más concretamente, fijándolo en alguno de los individuos que acompañaron a don Pelayo a su refugio de las montañas asturianas, punto de partida para la Reconquista. Bien pudo suceder que alguno de los caballeros que vivieron en la época citada, fuera conocido por sus compañeros como, "el Rubio" y de ahí a que, con el paso del tiempo, el apodo se convirtiera en apellido.
Por otra parte, y buscando una mayor antigüedad todavía en este apellido, llegamos a la guerra que los romanos tuvieron que sostener en Hispania para someter definitivamente a las tribus del norte de la Península, lo que, en realidad, no consiguieron jamás por que, aún terminadas las contiendas, siempre quedaron núcleos autónomos rebeldes a la autoridad de Roma, refugiados en las montañas cántabras. Pastores y cazadores, de áspera vida y costumbres puras, mantuvieron bravíamente su independencia en la más formidable fortaleza natural que presenta la Península: los Picos de Europa y sus estribaciones. Los cántabros y astures no cejaron en sus esfuerzos de hacer frente a los invasores romanos y a tanto llegó su resistencia que el propio Octavio Augusto se trasladó a Hispania, residiendo durante dos años en Tarragona desde donde dirigió la guerra contra los levantiscos astures.
Los historiadores coinciden en señalar como zonas de mayor conflictividad la norte (Asturias), Bergido (el Bierzo), el Monte Vindio (acaso en los Picos de Europa) y Arencellum (Aradillos, cerca de Reinosa).
En esta larga guerra intervino el pretor de la Hispania Ulterior Publio Carisio. Terminada la contienda, en los valles se instalaron los romanos, dejando las montañas como reducto inexpugnable de los cántabros y astures. En estos valles asturianos es donde los romanos se sentían seguros.
Parece ser, y decimos parece ser porque no existe garantía absoluta del hecho, que en aquellas zonas, con el paso del tiempo, se establecieron algunas familias ya romanizadas. Todo lo anterior ha quedado consignado porque existen autores que achacan el apellido Rubio al nombre del pretor romano Plunio, muy parecido. Los años fueron transformando el Plunio en Rubio, hasta llegar al definitivo apellido tal y como hoy lo conocemos. Este apellido tiene probada su nobleza repetidas veces en las Ordenes de Santiago y Alcántara, así como en la Real Chancillería de Valladolid y la Real Audiencia de Oviedo. Lo que sí es evidente, es que siendo su tronco de ascendencia romana, o visigoda, el hecho incuestionable es que Rubio se generó en las montañas asturianas y por lo tanto, no es arriesgado afirmar que se trata de un solar cuyo tronco se encuentra localizado en Asturias.
Con el transcurrir de los años, el apellido Rubio se fue extendiendo no sólo por la Península sino que pasó también a América donde existen incluso varios lugares geográficos que llevan este nombre.


Como armas, este linaje trae: Escudo cuartelado: lº y 4º en campo de gules, una torre de plata aclarada de azur, y 2º y 3º en campo de plata, una flor de lis de azur.


SALVADOR






Apellido: Salvador Blasón: En campo de oro, un águila de sable. Origen: Soria (España)


Definición de salvador
Apellido español.
Hace referencia al santo de este nombre y por extensión a Jesucristo, llamado "el Salvador".
Existe también la variante Sansalvador.


SANCHEZ



Apellido: Sanchez Blasón: En gules, una banda de plata. Alias: de azul y un castillo de oro con una bandera blanca en el homenage, y en los lados del castillo dos calderones de oro. Origen: España


Definición de Sanchez
Origen: Apellido patronimico derivado del nombre propio Sancho. No existe un único origen comun para todos los linajes de este apellido.
Esta muy difundido en toda España y America.
de Armas: Cada linaje trae sus propias armas, se recogen aquí las más frecuentes.
En campo de gules un castillo de plata aclarado de sable, superado de una estrella del mismo metal.
Partido de sinople un brazo armado que lleva en la mano una cinta de plata con la leyenda en letras de sable "Ave Maria gratia plena".
Otra Definición de Sanchez
Esta noble y esclarecida familia, al igual que otras originarias de los primeros tiempos de la Reconquista, tomó su apellido del nombre Sancho, usado por ilustres castellanos, aragoneses y navarros de notoria hidalguía y antiguedad, dando lugar al apellido Sánchez. Se trata, pues, de un apellido patronímico que, desde lejanos tiempos comenzó a extenderse por Asturias, León, Galicia, la Montana de Santander, La Rioja, Castilla, Navarra, Aragón, Murcia, Valencia y Andalucía, para continuar alcanzando, con extraordinaria difusión, las restantes regiones españolas. No es mucho lo que se sabe sobre el origen del apellido Sánchez.
La única fuente de información fiable, sería el acreditado y erudito genealogista García Alonso de Torres, cronista de los Reyes Católicos y que en su manuscrito "Espejo de la Nobleza" indica que el tronco y el progenitor de este linaje fue don Rodrigo Sánchez que fundó casa, continuándose su descendencia hasta Fortún Sánchez, ricohombre del rey don Sancho I de Navarra. Es imposible reseñar uno por uno los hechos memorables que tuvieron por protagonistas a caballeros de este ilustre apellido, dado que ello significaría reproducir toda la historia de España.
El historiador Pedro Vitales que, en el año 1.774, era doctor teológico por la Universidad Sertoriana y que a sí mismo se daba el título de "Prior de Gurrea y Canónigo de Montearagón", en un manuscrito titulado "Registro de Armas y Divisas de Aragón" dice: "Sancho Sánchez fue con el rey don Pedro, el primero de este apellido que intervino en la conquista de Barbastro, en el año 1.100 y así es nombrado entre los ricoshombres. Más tarde, en el año 1.118, dos caballeros llamados Lope Sánchez de Ogaure y Galindo Sánchez de Belchite, ricos hombres, intervinieron en la conquista de Zaragoza.
En el año 1.266 fue Justicia de Aragón don Pedro Sánchez. Se tiene por tradición que descendía de un hijo bastardo del rey don Sancho García de Aragón y Navarra, según la Crónica de Navarra, (Año 880). Lope Sánchez está en el año 1.137 con el príncipe don Ramón Berenguer en la Concordia que hizo con el rey de Castilla. Se conoce también, como privado del rey don Sancho Abarca, un ricohombre llamado Fortunio Sánchez, señor de Boltaña.
Sobre los orígenes del apellido Sánchez, aún teniendo en cuenta la opinión del genealogista García Alonso al afirmar como primero de dicho apellido a don Rodrigo Sánchez, al que sucedió Fortún Sánchez, ricohombre del rey Sancho I de Navarra, (año 926), viene a resultar que ese mismo año nació el rey de Navarra, García II Sánchez (muerto en 970), hijo y sucesor de Sancho I Garcés, o lo que es igual que el Sancho del padre se convirtió en el Sánchez del hijo.
Por tanto, parece ser que, en contra de los afirmado por García Alonso, no fue Rodrigo Sánchez el primero de este apellido, si se tiene en cuenta que ningún lazo de parentesco le unía al rey de Navarra, y, para mayor abundacia, consta como fecha de nacimiento de otro Sánchez, asimismo rey de Navarra (García III Sánchez, "El Temblón", el año 994, hijo y sucesor de Sancho Abarca. No mucho tiempo después, en el año 1.054, se encuentra a García IV, Sánchez III, llamado "el de Nájera", hijo y sucesor de Sancho III "el Mayor". Es interesante el dato de que este rey, al igual que García III Sánchez, tiene por padre a un Sancho lo que evidencia que el nombre se ha convertido en apellido. Este apellido aparece en los reyes de Navarra tres veces; García II, Sánchez; García III, Sánchez y García IV, Sánchez.
En contra de lo afirmado, el genealogista García Garraffa, en su diccionario de apellidos, mantiene una opinión contraria, al indicar que, al igual que ocurre con otros patronímicos, se han apellidado y se apellidan Sánchez, incontables familias de distinto origen y procedencia sin nexo de sangre ni parentesco, señalando que una investigación a este respecto sería inútil intentarla, siendo posible la de aquellas que existen memorias ciertas e indicadoras, en mayor o menor grado, de su condición hidalga, de las comarcas y lugares donde tuvieron sus casas solariegas, de las prerrogativas y distinciones alcanzadas, de los cargos honoríficos o de gobierno desempeñados por sus ascendientes en las comarcas donde residieron y sobre todo, de las probanzas que hicieron y ejecutorias que ganaron. En suma: cuanto de esas familias perduran datos concretos o claros indicios, que orientan la labor paciente del investigador. ASTURIAS.
Parece ser que el solar originario de los Sánchez asturianos se encuentra en el lugar de Cangas de Onís, aunque también en dicha región existieron otros dos linajes muy antiguos: Uno, en el Concejo de Gijón y otro en la villa de Ribadesella. SANTANDER. Entre las casas Sánchez de la Montaña de Santander figuran: Arnuero, Santoña, Queveda, del Ayuntamiento de Santillana, Torrelavega, e Ivio, o Herrera de Ivio, del Ayuntamiento de Mazcuerras, Cabuérniga. También existieron otras casas en la merindad de Trasmiera. LA RIOJA y NAVARRA. Los origenes por La Rioja y Navarra se encuentran en: Tudela (Navarra), Logroño, Cornago, y la villa navarra de Cascante. ARAGON. Como en León y Castilla, muchos Sánchez alcanzaron fama y poderío en la Reconquista.
Fueron ricoshombres, esforzados guerreros y desempeñaron cargos prominentes. Pero su origen, el solar y el tronco del que proceden, se desconoce en la mayoría de los casos. Acompañaron a Jaime I en la conquista de los reinos de Valencia y Murcia, donde dejaron descendientes que fueron creando distintas casas en aquellas regiones. "Del tronco de Alfonso II de Aragón, salió Fernando Sánchez, conde de Perpiñán y del Rosellón, tío vuestro en segundo grado, hombre grande en sus operaciones, aunque por las asechanzas de muchos envidiosos, con vos tuvo sus reyertas. Pero os desengañó el rey, vuestro padre, y se hizo la paz entre los dos.
Su hijo natural, a quien sacasteis de pila y en el día os sirve con gran valor, pinta en su escudo por armas las de Aragón y el lambel de plata que le asignasteis". Estas palabras fueron pronunciadas por mosén Jaime Fabrer y se encuentran consignadas en sus "Trovas" dirigidas al príncipe don Pedro, luego Pedro III de Aragón. Aquí se habla de un hijo natural, es decir del habido entre un hombre libre y una mujer soltera y no debe confundirse con bastardía, puesto que ambos pueden contraer matrimonio aún después de nacido el hijo, con lo cual este queda legitimado. MURCIA y ALICANTE.
El rey de Castilla don Alfonso X hizo el repartimiento de tierras a los caballeros que ayudaron en la conquista de Murcia, según consta en el libro original sobre dicho reparto. Figuran varios caballeros Sánchez, y tal reparto de tierras se hizo entre gentes hidalgas de Castilla, Aragón y Cataluña. De ahí el origen distinto de algunas casas de Murcia y su provincia. Una, en la ciudad de Lorca, oriunda de Trasmiera, Santoña (Santander). Otra, en la población de Murcia, procede de Santillana, asimismo de Santander.
En lo que se refiere a Alicante, el origen se localiza en Pero Sánchez que fue justicia en 1.570 y 1.573. Dicha casa solariega, se encontraba situada a espaldas del Hospital d esta ciudad. ANDALUCIA. Fueron muy numerosas las casas Sánchez en Andalucía. Mencionaremos algunas de ellas: una en la Villa de Borgem, Colmenar, Málaga, en la ciudad de Alhama de Granada y en la villa de Alahurín, provincia de Málaga, en Mijas, Marbella. Ascendiente de esta familia fue Alonso de Toledo hermano del abuelo paterno de Santa Teresa de Jesús.
En Puerto de Santa María huho otra familia de la que proceden los establecidos en Trinidad (Cuba), desde el primer tercio del siglo XVIII. EXTREMADURA. Desde tiempos muy antiguos consta la existencia de una casa en Alburquerque (Badajoz).



TORRES



Apellido: Torres Blasón: En campo de azur, cinco torres de plata puestas en sotuer. Origen: España

TORRES ORIGEN Y SIGNIFICADO El apellido Torres es muy antiguo, anterior a los siglos XIV y XV, y procede de la zona castellana. Según Fernando González-Doria en su "Diccionario heráldico y nobiliario de los reinos de España", el apellido tuvo su primitiva casa solar en Castilla. Etimológicamente, el apellido procede del sustantivo torre (del latín "turre"). APELLIDOS DERIVADOS Otros apellidos proceden de la misma raiz latina. Tienen el mismo origen aunque la historia y el escudo de armas sea diferenciado. Formas compuestas del apelldio Torres son: Torradella, Torralbò, Torrebadell, Torrella y otros. Son derivados con valor diminutivo o aumentativo. TÍTULOS NOBILIARIOS RELACIONADOS Sin ser exhaustivos, señalamos algunos de los títulos nobiliarios más importantes del apellido Torres: -El título de Barón de las Torres fue concedido por Don Alfonso XIII el 17 de marzo de 1919 a Doña Joaquima Despujol y Reynoso. -El título de Conde de Torres fue concedido por Felipe V el 19 de octubre de 1738 a Don José Retortillo. -El título de Duque de las Torres fue concedido con Grandeza de España por Don Alfonso XIII el 4 de abril de 1907 a Don Gonzalo de Figueroa y Torres. LINAJE E HISTORIA La historia del apellido Torres cabe remontarla en los lejanos tiempos de la Reconquista de Castilla y Andalucía donde los ejércitos cristianos ocupaban las tierras que durante siglos habían sido dominadas por los musulmanes. En aquella época era lógico que la repoblación de las tierras ocupadas se dieran entre los caballeros que ayudasen a los reyes en las conquistas. Personajes llamados Torres recibieron solares y tierras, estableciéndose el linaje en aquellos lugares. Destacando en la conquista de Baeza, Sevilla, Granada y Toledo. En los comienzos del siglo XV ya gozaba de notoriedad este apellido en Cataluña y Baleares, principalmente en Mallorca e Ibiza. En la isla de Ibiza, el apellido Torres destacó en poblaciones como Ibiza y Santa Eulalia des Riu. El caballero Berenguer de Torres, según menciona Jaume Febrer, participó en la conquista de Valencia al lado del rey Jaume I. Algunos de sus descendientes, como Guerau de Torres, fundaron casas en dicho reino. Jacint Torres i Bagues, de Manresa, fue nombrado Ciudadano Honrado de Barcelona en el año 1728. También el notario, natural de Mataró, Antoni Torres i Mataró, fue nombrado Ciudadano Honrado de Barcelona en el año 1797. En el siglo XV había una familia de caballeros llamada Torres, conocida por Torres de Aragón, que descendía de los antiguos condes de Urgel. A ella pertenecía Jeroni de Torres i Vendrell, señor de Almenara-Alta, que fue nombrado noble en el año 1601 por decreto del rey Felipe III. El apellido estuvo presente en la conquista y posterior colonización de América, donde personajes llamados Torres participaron en las hazañas. La existencia de diversos topónimos en el Nuevo Continente demuestra que el apellido enraizó desde los primeros tiempos. Posteriormente, el apellido se extendió por otras zonas de la Península Ibérica y por los diversos países de América Latina, principalmente en Colombia, Venezuela y Argentina. Los Torres de Iberoamérica proceden principalmente de las ramas catalanas del apellido. ARMAS Las armas principales del apellido, según detalla Fernando González-Doria, son: de gules con dos torres unidas por un puente de plata y cerradas de azur. Los descendientes de la casa de Valencia, Andalucía y Castilla tenían: en campo de azur, cinco torres de plata puestas en sotuer. En los sepulcros de los Torres catalanes, en las iglesias parroquiales de la ciudad de Cervera i de Puelles (Lérida), de donde eran señores, se encuentran las primeras armas que hemos indicado. Los de la casa de Barcelona, según Garma y Duran, tienen: en campo de azur, dos torres de plata. En Mallorca trajeron los de este apellido el escudo cuartelado en sotuer: 1º y 4º, de azur, con un águila de oro, y 2º y 3º, de gules, con una torre de plata aclarada de gules. Finalmente los de Palencia traen: en campo de sinople, dos torres de plata, superada cada una de una cruz, y éstas rodeadas de llamas. PERSONAJES TORRES DESTACADOS EN LA HISTORIA -Camilo Torres, abogado y político de Colombia. -Fèlix Torres i Amat, erudito y prelado catalán. -Humbert Torres i Barberà, político y médico catalán. -Francesc Torras i Armengol, pintor y escultor catalán. -Josep Torras i Bages, prelado y escritor. Sin duda, son muchísimos los personajes llamados Torres que han destacado a lo largo de la historia. Por su extensión, hemos optado a relacionar aquellos personajes relacionados con la cultura catalana. TOPONIMIA Encontramos topónimos Torres en diferentes tierras de habla hispana, tanto en España como en diferentes países de América Latina. Los topónimos Torres se refieren especialmente a ciudades y pueblos. Los topónimos Torres referentes a accidentes geográficos son prácticamente inexistentes. En Cataluña encontramos casas solariegas importantes del apellido Torres: en las poblaciones de Súria, Matadepera y Cabrera. EL APELLIDO HOY El apellido Torres es uno de los más abundantes de la geografía española, encontrándose regularmente repartido por todas las regiones de España. Cabe destacar que el apellido enraizó desde lejanos tiempos en tierras de América Latina, y en la actualidad se encuentra ampliamente representado en el Nuevo Continente
www.santacruzdeloscanamos.com